En cuanto al acceso a cocinas limpias, indicador que incluye el uso de combustibles y tecnologías para la cocción de alimentos, El Salvador figura en la tercera posición a nivel regional con una cobertura del 86 % de la población, 29 puntos porcentuales más que el 57 % registrado a principios de 2000.

En El Salvador, el gas licuado de petróleo (GLP) es el principal combustible que se utiliza para cocinar. La EHPM de 2016 señala que el 85.5 % de los hogares usó GLP para preparar sus alimentos. En la zona urbana, ese porcentaje fue del 92 % y en la zona rural se redujo a 74.1 %.

Pero también hay hogares salvadoreños que utilizan leña. La EHPM indica que en 2016, el 10.6 % usó leña para cocinar. El porcentaje en la zona urbana fue menor a la de la rural: 3.5 % frente al 23.2 %.

El informe del Foro muestra que el indicador sobre cocinas limpias es liderado por Costa Rica y Panamá con un acceso del 93 % y 89 %, respectivamente. Detrás de El Salvador se ubica Honduras con un 53 %, Nicaragua con una cobertura del 52 % y Guatemala en 45 %.

A nivel mundial, según el informe, esta es la meta más rezagada dentro del séptimo ODS, la cual deriva en la contaminación del aire de los hogares y provoca la muerte de cuatro millones de personas al año.

Leave a comment

Solicite nuestros servicios